Insisto, esto no es un juguete. Eso sí, que es ideallll de la muerte, no lo puede negar nadie. No es que sea de decoración, ¡es que es de DECORADO!