Mi semana de la moda

Para mi la sumana pasada, fue como la de los desfiles de la moda, una locura maravillosa. Ya por IG os estuve dando la chapa con fotos y stories  pero la experiencia merecía un post para que como dice LucíaM, no se me olvide.

Yo en teoría iba a ver a una amiga, y aprovechaba para conocer personas a las que admiro desde las redes, algo en plan tranquilo. La realidad es que Sally me embarcó en una aventura y me dio la oportunidad para dar a conocer mis productos en Madrid. En el estudio de Sally conocí a Carol de Milkshakeroom, la de los globos elegantes aunque en realidad su negocio es mucho más que eso, vende todo tipo de menaje para festejos. Su web es una oda a la celebración. Yo me quedé estupefacta con la escultura que hizo de globos.

Al día siguiente era el evento. Yo que tantas veces había visto ese espejo escrito con # de marcas, de repente vi escrito mi nombre. Oh cielos, soy yo…

El momento flyer no quiero pasarlo por alto. Sally me dijo trae unos dípticos y a mi me vino ese horrible panfleto que a todos nos llegan en los buzones de nuestras casas. ¡Horreur! Llamé desesperada a Little Mars, autora de mi logo y de diseños colaterales como tarjetones, firma email, o cartas. Quedaron como invitaciones de boda, algo de lo que me sentí muy orgullosa. Como veis llevé de todo, la mítica cocina (lo reconozco, soy la de las cocinas), puesto, pupitre, lavadora, la casa,…

Para el desayuno contamos con Quiliqua que no me lo pudieron hacer más fácil. Yo por la mañana no probé bocado (miento, el yogur con frutas del bosque) pero a la hora de la comida, me lo zampé todo, rico, rico.

Otra de las sorpresas con Sally fue cuando me dijo a ver que me parecía si Jorge Bayo venía a pintar y yo pegando botes al otro lado del teléfono, “¿me lo dices en serio?”. Y cuando le vi, me eché a sus brazos y le di un abrazo, debió pensar “¿quien es esta loca?”, y sí es verdad loca de contenta por conocerle y por tener la suerte de llevarme parte de su arte. Tiene una sensibilidad que puedes pasar horas escuchándole. Me fascinó. Solo le conocía de los stories de Sally pero ya sabes hay gente con la que conectas y con otras que no. Tan simple como eso.

En el desayuno tuve la oportunidad de conocer, abrazar y sentirme apoyada por estas mujeres. Di un pequeño speech (discurso, en español, se me queda grande), bueno que dije unas palabras, sobre mi historia, mira que la he contado veces en la radio pues ahí en vivo y en directo delante de todos ellos, me emocioné totalmente.

Y ya a la tarde fue la guinda del pastel, cuando de repente entraba gente y me decía “venía a saludarte y a ver tu trabajo”. Pero si te soy sincera lo que más ilusión me hace es ver a clientes que me han comprado anteriormente, que han visto mi producto en sus manos y que les ha gustado, eso me da MUCHO SUBIDÓN.

No quiero ser pesada con el tema de los agradecimientos, pero es que tengo una lista para no acabar así que de corazón os doy a todos las G R A C I A S. Los que estuvisteis presencialmente que me acogisteis con cariño y los que estuvisteis virtualmente al otro lado de la pantalla siguiendo y animando mis pasos.

Todas las fotos son de Ornella Binni.

 

Sin comentarios

Escribe tu comentario