¿Qué hay de nuevo, viejo?

Te cuento, desde que irrumpieron las redes sociales, los blogs bajaron en picado. Parece que “solo puede quedar uno” o al menos es mi sensación. Supongo que es porque estoy en otra etapa y ya los blogs de maternidad no me apetecen. Los de moda NI TE CUENTOOOO, que me he quedado en el pitillo y el botín negro… Por supuesto, doy por hecho que pocas quedarán de aquellas que me seguían en mis inicios por los mismos motivos.

Por eso quizás las RRSS al ser tan ágiles y con tanta facilidad de interacción, los han desbancado. Peroooo, los algoritmos han llegado para quedarse y ¡ojo! ni siquiera me parece mal puesto que IG es gratis y solo faltaba que quienes la inventaron/compraron no pongan sus reglas. Por un lado se está penalizando el uso de bots para que sea más real (la verdad que hay cuentas que son de risa) y por otro reducen la visibilidad para que contrates publicidad. Es decir quieren que sea SOCIAL entre usuarios, no entre marcas. Y yo lo entiendo aunque vaya en mi contra.

El caso es que de lo que si soy dueña y señora es de mi blog. Soy la Daenerys (ver Juego de Tronos, TODAS LAS TEMPORADAS) de mi dominio y aspirante al trono de los siete reinos así que más vale aprovecharlo. Hoy por de pronto escribo. Como sé que no voy a hacer planes de contenidos se me acaba de ocurrir que las entradas sean explicación/origen/inspiración de la foto de la portada, lo que hay detrás de ella o lo que me viene a mi a la cabeza. Rollo autoguía de museo.  A ver que sale.

Pues empezamos.

De la cocina puedo decirte que ese color me lo dio una clienta inglesa, que me hablaba de Farrow and Ball y yo lo metí en el traductor de Google porque no sabía de lo que hablaba. Resultó que era la marca de pinturas más guay del universo. Y es que nunca dejo de aprender con vosotras.

El banquito pues mira es el tercer intento de asiento que hago. La silla inicial de los pupitres era altamente deficitaria así que la descatalogué (Abril 2013, madre míaaaaaa), luego llegó la silla-trona así que acabo de sacar este banco que además sirve de mesita. A mi me mola. En la versión 2 le he redondeado las esquinas.

Y para terminar las tablas de cortar, pues que quieres que te cuente, a mi me parecen la repera, que veo yo las de  las marcas infantiles y mmmm, no es lo mismo. Tengo apuntado en la agenda sacar un kit para cocinas hecho por mi. A ver si sale de aquí a Semana Santa.

¿Bueno, pues qué te parece la audioguía, rollazo auténtico? Yo es que pienso en la que aterriza en macarenabilbao.com y no me conoce de nada, que entra al blog y tiene este soporte de años de trabajo, de explicaciones, fotos y creo que me molaría PEEEERO si se te ocurre alguna idea, ¡soy todo ojos!

Sin comentarios

Escribe tu comentario