Marmitako

Primer día de cole. Que quieres que te diga, ¡felicidad a raudales! Tan contenta me he puesto que se me ha ocurrido hacerles hoy una Marmitako a mis adorables hijos. Que si que vivimos en Canarias pero nos gusta mantener vivas nuestras raíSes.

 

Aquí os paso la receta de Arguiñano adaptada.

 

Los ingredientes los que veis en la foto: Tomates (si te animas a hacerte la salsa) o el bote de tomates pelados, pimientos choriceros, BONITO del Norte, patatas, cebollas, pimiento verde, ajo, sal y aceite de oliva.

 

 

Lo primero de todo, los pimientos choriceros, les quitas el rabo y las pepitas y los pones un poco de agua caliente.

 

 

Me picas los ojos, las cebollas, el pimiento verde y con los tomates tú misma o te arrancas en plan tradicional y los pelas o bien los de bote que ya te vienen pelados. Todo a la cazuela con un chorro de aceite de oliva virgen.

 

 

Vamos con las papas. Las lavas, las pelas y las cascas (dato importante para que suelten el almidón y ligue mejor la salsa).

 

 

¡Ay, calla que casi me olvido! No metas las papas hasta que no tritures con la túrmix las cebollas, pimientos y ¡demás!

 

 

Y ahora lo importante, EL. EL BONITO. Retira la piel y espinas. Córtalo en dados y sazónalo. Lo metes en la marmita (Marmitako viene “de la marmita”) y 3 minutos más.

 

 

Pon a punto de sal y SIRVE. Eso sí, NI SE TE OCURRA plantarme la cazuela en la mesa. Un platazo así merece que saques la sopera y vajilla de la boda.

 

 

Ahora hablando en serio, ¿te puedes creer que esa vajilla se la regaló mi bisabuela a mi madre cuando era pequeña y ha sobrevivido a mi infancia también? Recuerdo jugar con ella con muchísimo cuidado.

 

Entonces, ¿qué, te ha gustado el plato? Estoy por abrirme un canal en YouTube….

1Comentario
  • Nataliaq8
    Creado a las 06:54h, 18 septiembre Responder

    Repasando tu blog que hacía tiempo que no lo hacía. Interesante lo del marmitako la pena es que aquí en Kuwait solo saben del bonito en lata.
    Ese bonito con pinta de rodaballo estaba para chuparse los dedos.
    besos desde Q8

Escribe tu comentario