La cocinita

Como sabéis tengo dos niños, con lo que en mi casa ya sabéis los juguetes que me rodean, con deciros que Darth Vader (El de la guerra de las galaxias, casco oscuro), me parece romántico os hacéis una idea. A mi me gustaría conocer al diseñador de los Gormitis, bueno el de Pokémon o Bakugan también me vale. Estoy yo sola en esta cruzada contra este tipo de juguetes? Yo, que soy una persona consecuente en mis convicciones un día digo “por encima de mi cadáver, paso de tener el templo de Luminor, de Dragonoider y todo el equipo” y al siguiente pienso “a ver si va a ser el rarito de la clase, el niño tiene que ser uno más y si todos los tienen, pues el mío también, no quiero que lo aparten de la sociedad”

Me estoy dando cuenta con esto del blog, que a parte de enseñar las cositas que hago, estoy contando mi vidaaaa y eso no sé si es bueno o malo, pero para empezar voy a borrar la información del perfil que me da vergüenza, vosotros ya me conocéis y el que quiera saber de mi, que me mande un email (ay! que aires de grandeza me están entrando. Dios! estoy como una cabra)

A lo que iba, cuando empecé a ir a las jugueterías (esas tiendas que cuando uno no tiene niños, ni se fija que existen y que cree que todas son iguales, craso error), siempre veía esas cocinitas monísimas y caras a rabiar pero navegando por la red, vi una serie de tutoriales sobre como hacer cocinitas infantiles a partir de muebles y accesorios de IKEA, y pensé que buena manera de darme el gusto a mi misma, hacer algo bonito con poco dinero..y es que la mesita RAST cuesta, atenta la masa: 10 euros!!!!


Visto en: Decopeques, Piratas de Ikea, BabyDeco

El problema surgió cuando vi que tenía que hacer el horno, la balda superior, la puerta y demás. Y pensé, eso es demasiado perfecto para mí, necesito adaptarlo a mi nivel, porque recordad que ante todo soy práctica y nada perfeccionista, Mi lema: mejor hacerlo medio mal, que no hacer nada (me he cubierto de gloria)
Como tengo fácil acceso a los palés por mi trabajo, me agencié unos cuantos, ya que el DM es barato, pero ¿y rescatar de la basura? Amigos, ESO NO TIENE PRECIO (Otro día hablaré del síndrome de Diógenes que padezco). Entonces, fui donde mi marido, joyas donde las haya, y con carita de cordero degollado supliqué ayuda, él es un manitas y yo dirijo de maravilla, asi que como buen equipo , lo hicimos entre ambos….Por aquella época no tenía caladora, para ser sinceros ahora tampoco, me he apoderado de la de una amiga, pero adonde quiero llegar es que en mi vida había utilizado una.

Empezamos por las patas. La mesita es excesivamente baja, las patas de Leroy Merlin cuestan 2 €/ud, las de palés 0, así que caladora en mano a hacer patas. Ay, chucky! las patas se ven demasiado, hay que hacerle un voladito para que no se vean tan largas, muuuucho mejor..





Ahora hay que colocar una baldita para que puedan colocar los cacharritos, no? Pero, como colgar esa balda sin tablón? No hay problema, colocamos estos palés con clavos a los listones que se ven por detrás y voila!

Faltaba la parte de abajo, pero ya me cogió cansada para el tema del horno, las bisagras, asi que con un gusanillo (el plástico blanco), hembrillas y unas arandelas de plástico (todo en mercería) cosidas a una telita que tenía hicimos el faldón para guardar la comida y los cacharritos.





(INCISO: Qué monas, mis uñas color topo, Esmalte de Bourjois disponible por 11 €, porque si te compras el original de Chanel, te ves obligada a utilizar el esmalte hasta que sean tus bodas de plata y no es plan)

Entonces, ibamos por el fregadero, un molde de aluminio de los chinos pegado con silicona (si alguien sabe por que los chinos de los restaurantes son tan sonrientes y los de las tiendas tan antipáticos le envío la cocinita con portes pagados) y el fuego, ejem! ahí me pasé, pintadito por la artista a mano alzada con un rotu permanente…


Y como mandos y grifo de agua unos toalleros de IKEA.

Lo mejor fue pintarla, porque ahí tenemos mano de obra barata, los niños. Como la pintura es al agua, pueden mancharse que sale perfectamente, dale una brocha a un niño y dile que puede pintar donde quiera, le haces felizzzz!!! Luego tu repasas encima y listo. No hace falta que quede perfecta, ya veis el resultado de la mía, de hecho la madera está sin lijar como pasen por encima se clavan una astilla fijo, pero ahí la tenemos desde hace un par de meses y todavía no he tenido que ir a por las pinzas.

Bueno, pues nada, parece que el post me ha quedado un poquito largo, no? Entonces, os animáis el DIY chapucero pero efectivo?

¿Quién no tiene una caja de fruta para hacer algo con ella? To be continued…



Sin comentarios

Escribe tu comentario