Miércoles, 22 de Julio del 2015

Cocinita CasaDiez

Esta es la historia de otra cocinita personalizada. Cuando Teresa me escribió y me mandó estos croquis pensé “Tate, aquí tengo una diseñadora”. Resultó ser médico. Típico en mi, no doy una.

 

 

El caso es que Teresa era de esas clientes (ya sé que se puede decir clienta pero me suena raru) que lo tenía  bien claro color, tela, tamaño, en vez del armario una puerta de horno con agujero y que abriese hacia abajo, un estante extra bajo el fregadero,… Todo bien detallado en el mail. Y así siguiendo todos sus puntos se fue haciendo como ella quería.

 

 

 

En los laterales quería colgadores pintados de blanco. La tela esa tan bonita me la mandó ella, lo digo por si no la encuentras en mi tienda.

 

 

Y así es cómo quedó.

 

 

Debió quedar bonita-bonita porque en la revista CasaDiez me la publicaron.

 

 

Me encantaría decirte que todo fue fácil pero detrás de ESA foto hay mucho trabajo, muchas horas de darle al coco y no me refiero a esta cocina en particular, sino a las 200 cocinas que he hecho antes, al diseño, los materiales, todos los mails que intercambio con proveedores, clientes (de los que aprendo tanto), de costes, de logística… Y no es que vaya de emprendedora del año, pero PARA NADA. De hecho me encantaría poder estar dibujando todo el día pero la vida real del autónomo que comienza un negocio es ésta, trabajar a todo lo que das y hacer de hombre orquesta o más bien de chino que sujeta los platillos y tiene que hacer malabares para que no se le caigan.

Lunes, 13 de Julio del 2015

Cocinita Biarritz

A finales de Junio recibí el mail con el reto del verano. Una cocina de 120 x 120 cm. La parte inferior debía tener lavadora, plancha, tendedero, armario y la superior una ventana en el centro y acabada en tejado con vigas. Los quemadores, mandos y tapa de la lavadora en cromado. Blanca y los accesorios en barnizado natural. Cristina lo tenía todo bien claro.

 

Empecé a dibujar a ver si aquello que ella tenía en la cabeza era lo que yo podría hacer y parecía que coincidíamos. Y yo al ver este dibujo pensé “yo esto no lo monto ni de palo, no voy a ser capaz de hacerlo sola”

 

 

Pensé que lo primero que tenía que hacer era averiguar como sería el montaje, así que con maderas que sobraban empecé a hacer pruebas pero ¡claro! me fui liando y acabé haciendo dos maquetas y aunque el resultado era bastante agro, Cristina se podía hacer una idea de lo que le comentaba. Ahora la maqueta final, cuelga en la pared del taller.

 

 

 

Y de la maqueta a la de realidad. Cortar, lijar, calar y pasar la fresa a cada pieza de madera.

 

 

Llegó el día de la verdad, el día en que había que montar el puzzle. Para que te hagas una idea tuve que hacerlo en el suelo porque no me entraba en las mesas. Al día siguiente ahí estábamos las dos, una frente a la otra. Ella regia como una reina y yo…. dejémoslo en un tanto deslomada pero con una satisfacción INFINITA. Lo hice y estaba quedando MUY BIEN.

 

 

Ya sólo faltaba pintarla y ¡sí! estás en lo cierto, la desmonté para pintarla.

 

¡Ah, bueno! y las instrucciones que CASI me olvido.  Y como te puedes imaginar, NO SON PARA OLVIDAR. Me han quedado tan monas que estoy por enmarcarlas y ponerlas al lado de la agro-maqueta (¿se nota que me he venido arriba?)

 

 

Total! que ya estaba la niña, pintada y lista para las fotos y me había dado la idea María de ambientarla en el Pais Vasco Francés, en plan Biarritz con el gâteau basque, las ristras de pimientos secos pero también las ostras, las rayas… Y ahí entré de lleno en el agujero negro, hasta llegar a llamar a la cocina: “Cocinita Biarritz”. Y ahora me entran las dudas de si comercializarla como un producto más de la tienda o si dejarla como un producto a medida porque casualmente se han interesado desde Francia en una similar a ésta.

 

 

 

(esta foto no aporta mucho en la decoración pero es para que veáis los quemadores en “plateaíto”)

 

 

Ojo al piojo, que no se te escape el timón ni el cartel en francés. Por cierto, ¿alguien en la sala me puede dar un truquito para escribir no digo bonito, pero al menos decente sobre pizarra? ¡¡¡Me sale una letra horrible!!! Supongo que es porque el trazo es grande y porque tienes que tener el puño en alto, ¿no?

 

 

Y ahora juzguen Uds. como ha sido el resultado final. Que no es porque la haya hecho yo pero es ¡LA REBOMBA! Gracias Cristina por plantearme este reto y haber salido de la que llaman ahora “la zona de confort”. Gracias María por haber aguantado mis Wapps a altas horas de la noche con mis dudas y gracias MAMÁ por esos pimientos y esos peces que se verán en la próxima entrega porque queridas y queridos, tenemos segunda parte de la cocinita Biarritz.

 

 

Martes, 23 de Junio del 2015

Cabecero infantil o juvenil

Este año me ha dado por las maderas en color natural en plan “Soy Woodworker”. Cada vez que voy a la carpintería y veo esos lineales hasta los topes de madera segrego saliva. Para que te hagas una idea de la sensación, es la misma que cuando ves un bolso chuli-guay.

 

El caso es que había que experimentar y le tocó a “mi mayor”. Cabecero de morera (la oscura) y obeche (la clarita que es además ULTRALIGERA).

 

 

¿Qué? Te mola el cartel, ¿eh? Por si eres nueva en la ciudad te cuento. Me lo hizo Angel de La Capsa de l’Ángel.

 

En rectangular me daba un poco de perezilla, me apetecía un semicirculo. Vamos con el compás casero…

 

 

Supongo que habrá métodos más puristas para hacerlo. Esto se hizo con la fresadora bajando poquito a poco. El acabado como ves, no queda nada mal….

 

 

Por detrás lleva los típicos colgadores. Unos tacos en la pared y ¡voilà!

 

 

No sé a ti pero a mi me va mucho el rollo. Me parece algo diferente. Ahora no me saques del Google trescientas mil imágenes de cabeceros iguales que éste porque yo estoy “con mi ilusión”.

Etiquetas: ,
Martes, 16 de Junio del 2015

La placa del sheriff

Lejos de querer convertir el blog en un canal de Bricomanía, me gustaría publicar unos videos para que veáis cómo se hacen las cocinas, para que podáis ver los detalles y los SECRETOSSSSS.

 

En la entrega de hoy vamos con la placa. Parecerá una bobada pero ésta tiene que ir encastrada en la madera por seguridad y es por ello, oye, que le hago un hueco para colocarla. Y pensarás ¿cómo haces ese hueco, a pulso? NO miniñaaaaaa, ¡con una plantilla! pero no te lío que en el video se ve mejor que si te lo explico yo.

 

El resultado final sería éste:

 

 

Se coloca la madera dónde quieres colocar la placa debajo de una plantilla y luego a darle a la fresadora (en mi caso con las dos manos ;-) ). Por cierto he tenido el detalle de hacer la parte más tediosa a cámara rápida para no aburrir a la audiencia que vamos todas juntitas de tiempo…

 

 

Etiquetas:
Martes, 9 de Junio del 2015

¿Qué pasa con los blogs?

Dime tú, ¿qué está pasando con ellos? ¿Avocados al fracaso? Después de estar leyendo sobre el tema, a la conclusión que he llegado es que no han muerto (Thank God) pero sí evolucionado.

 

Llevo muuuucho tiempo bloqueada. Porque mil veces pienso,  a ver ¿para que me voy a meter aquí (en el blog) un rollo si cojo la foto, la cuelgo en FB y sobre la marcha obtengo feedback? Y es que la interacción en los blogs ha bajado en picado. Darle a un “Me gusta” se hace sobre la marcha, el comentario en el blog es más complicado, que si pon tu email, tu web, escribe y luego te lo moderan. Un mecanismo demasiado lento para el 2015 en el que todo es inmediatez.

 

Otro punto de inflexión en mi camino fue que desde que incorporé la tienda ya no me apetecía hablar de mis cosas, de las cosas que hago con mis hijos. Lo curioso del tema es que cuando encargué la web le dije bien claro al programador que quería seguir con el blog (y por supuesto migrar todas las entradas antiguas) porque me divertía mucho hacerlo. Pero de repente me dio vergüenza, además se quedaría ahí in saecula saeculorum y de la noche a la mañana, me cerré. Las redes sociales, son eso, sociales y creo que encajan mejor las bobadas que digo.

 

El caso es que me da pena dejarlo y voy a intentar recuperarlo dándole un giro. No puedo publicar todas las cocinitas que voy a haciendo porque ya me he dado cuenta que eso te aburre mogollón. Además para eso tengo Pinterest, dónde están tooooooodas las cosas que he ido haciendo clasificadas y bien ordenadas. Tampoco pretendo publicar diariamente, ni subir mis visitas a índices de antes pero sí quizás una vez a la semana y te cuente cosas de mi trabajo, de lo que me ronda por la cabeza porque en definitiva de lo que se trata es que esté en consonancia no sé si con la marca pero al menos conmigo, con lo que soy. El otro día pusieron de titular en una entrevista que hice para Mujer Emprendedora “… debes aportar algo diferente: tu sello, tu alma porque ya está todo inventado”. Por ejemplo, cocinitas de madera hay en el mercado a porrones pero creo que la idea de personalizar la cocinita hace que sea algo diferente y que además sean con colores bonitos y no en ese rosa rabioso o naranja que lo mismo no te dañan la retinas pero el gusto te lo van destrozando desde edades tempranas, es una vuelta de tuerca (Por cierto, ¿tú crees que seré capaz algún día de redactar sin peligro de que el lector se asfixie?)

 

 

Pues eso, que me gustaría que el blog fuese algo que complementara la web, no sé si me explico, procesos de fabricación, ideas, bocetos…Lo mismo se convierte en un rollazo, paso del tema y te cuelgo fotos de las vacaciones, yo que sé. Esto es un continuo ensayo y error. Pero en resumen querida, volveré. Volveré como las oscuras golondrinas.

Etiquetas:

¡Sígueme!

www.macarenabilbao.com